Alberto Barbera - Biografia, edad y ciudad

Alberto Barbera

( 81 Videos en wikiyoutubers )
96    58
Información
  •  
Biografía

Empezaré auto-describiéndome brevemente: Nací en Valencia a finales del año del dragón y soy practicante de Artes Marciales desde que a los 13 empecé a ser amedrentado en el instituto por un grupo de compañeros que venían a clase justo cuando se cansaban de estar sentados en el banco de parque.

Más tarde, y después de haber pasado por muchos aventuras, desventuras y procesos de reflexión, descubrí que era más feliz cuando trabajaba y me esforzaba por conseguir algo que me apasionaba… Fue entonces cuando decidí dejar de caminar por la senda cómoda que ladeaba las colinas y empezar a subir la montaña más majestuosa y bonita que encontré. Si queréis saber más sobre mí, os invito a seguir leyendo…

Al igual que muchos otros niños empecé jugando al futbol.

Mi sueño desde que tuve uso de razón era ser futbolista. Quería entrar en un buen equipo y ser un jugador exitoso…. Sin embargo, y como les pasa muy a menudo a aquellos que nunca transforman sus sueños en objetivos, poco a poco, mis intereses y motivaciones fueron cambiando y al entrar en la adolescencia mis deseos futbolísticos empezaron a menguar cada vez mas… lección aprendida: sin deseo, pasión y decisión no se consigue el éxito.

Las películas de Jim Carrey, Indiana Jones, Jackie Chan, Disney… eran para mí una gran diversión. Me encantaba el cine de aventuras y de humor…

Una tarde genial para mí cuando tenía 8 años consistía en jugar un partido de futbol con mis amigos, jugar a la Playstation (Crash Bandicoot, Metal Gear, Tomb Raider, Final Fantasy) y ver una peli de Ace Ventura… y si al día siguiente por la mañana podía ver a "Doraemon", "Oliver y Benji" o "Son Goku" perfecto.

Desde siempre me gustaron especialmente las pelis de Artes Marciales, especialmente las de Jackie Chan y Jean Claude Van Damme… Kickboxer, Duro de Matar, Lionheart, Hora Punta… el hecho de ver a mis heróes patear el trasero a los malvados era algo simplemente magnifico! Otra serie de la que no me puedo olvidar es Dragon Ball! Aquello sí que era repartir justicia a diestro y siniestro… Gritos, bolas de energía, puñetazos, transformaciones, explosiones brutales… ¿que más se puede pedir?

No todo lo que me gustaba pasaba por el reparto indiscriminado de leches… las historias de Doraemon, Shin Chan, Musculman, Campeones, David el Gnomo y Vaca y Pollo también me pegaban a la pantalla.

El colegio fue muy bueno. Guardo un buen recuerdo de todos mis compañeros. Hubo momentos algo complicados, pero los buenos momentos pasados y aventuras vividas con mis amigos del colegio "Federico García Lorca" son algo que jamás olvidaré… De hecho, lo más difícil del colegio fue separarme de mis amigos y cuando llegó el momento de entrar en el instituto.

El primer año en el "Francesc Ferrer i Guardia" fue con distancia el peor año en una clase que he pasado nunca. No solo estaba separado de mis compañeros y amigos del cole, sino que estaba rodeado de una serie de energúmenos que me hacían la vida imposible a mí y a mis compañeros. Fue entonces cuando cambié el futbol por las Artes Marciales…

Tengo que ser sincero en este aspecto. No decidí empezar a tomar clases de Taekwondo por qué mis compañeros abusaran de mí en el instituto. La decisión de empezar con las Artes Marciales la tenía tomada desde el verano antes de entrar en el instituto. El aprender a defenderme de aquellos abusones que me molestaban se fue convirtiendo en un estimulo cada vez más grande para mejorar, pero mentiría si dijera que fue la razón por la que empecé a practicar Artes Marciales.
Fueron varios los torneos y muchas las experiencias que gané en Taekwondo. Mi interés por las Artes Marciales iba creciendo y creciendo. Compraba todas las revistas de Artes Marciales que encontraba y empecé a interesarme por alguien que hasta entonces había pasado desapercibido en mi vida, pero que progresivamente se convertiría en mi referente e inspiración… Bruce Lee.

El aprender a dar patadas voladoras y a la altura de la cabeza era ¡algo genial! Sin embargo, a los 15 años (después de aproximadamente 1 año practicando Taekwondo), mi ego recibió un golpe bastante duro al descubrir que no era tan buen luchador callejero como pensaba… Aquella experiencia me hizo crecer mucho más de lo que nunca hubiera imaginado. Fue entonces cuando decidí empezar a tomarme las Artes Marciales más en serio. Lo primero que hice fue apuntarme a clases de "Jeet Kune Do" (el Arte Marcial/ Filosofía/ Estilo de Combate diseñado por Bruce Lee).
Las clases y entrenamientos eran duras y el ambiente totalmente distinto a cualquier otra cosa que nunca hubiera experimentado. Había dado un nuevo paso en mi vida que me haría crecer mucho como Artista Marcial y como mucho más aún como persona.

Al mismo tiempo que mi interés por Bruce Lee iba creciendo, empezaba a interesarme realmente por el cine de Artes Marciales de los 70, 80 y 90…

Aquel género que tanto me entusiasmaba de niño volvía a interesarme de nuevo y sentía muchas ganas de ver más y más películas de Bruce Lee, Jackie Chan…

Ya sabéis que Dragon Ball fue otra de las influencias más grandes que tuve en mi juventud e infancia (poco a poco vais entendiendo por que estoy tan loco), y gracias al creciente interés que sentía por las Artes Marciales, Son Goku y sus amigos eran una motivación extra para seguir entrenando y esforzándome en las Artes Marciales. Tampoco me puedo olvidar de la serie "Naruto". Aunque lo descubrí cuando ya tenía 17 años, se convirtió igualmente en otra de mis inspiraciones para convertir mis sueños en objetivos. Mi pasión por el mundo audiovisual y las Artes Marciales seguía creciendo… aunque acababa de aparecer un elemento nuevo: La cultura Japonesa.

Iban pasando los años el instituto era cada vez menos duro… yo iba ganado en confianza a medida que pasaban los meses y todos aquellos con más ganas de molestar que estudiar iban dejando de ir a clase poco a poco. Después de 4 años llegó la hora de tomar una decisión importante. ¿Que quería hacer? ¿Que quería estudiar? ¿Seguir el camino más seguro y menos pasional… o dejar el sendero y empezar a subir alguna de aquellas montañas que siempre había querido escalar? La respuesta estaba clara.

En aquellos días la inercia que me empujaba era tan fuerte que estudiar Ingeniería Industrial en la Universidad Politécnica de Valencia fue mi decisión… Dejé de asistir a mis clases de artes marciales, deje de entrenar en el gimnasio… Estudiar, ir a las clases de matemáticas, física… practicas… estudiar… poco a poco menos y menos motivado… estudiar y estudiar para los exámenes… suspender, aprobar, suspender… El punto de inflexión vino en el segundo cuatrimestre cuando asistía a una asignatura llamada "Introducción a la ingeniería industrial" o "INI".

Estaba sentado en una de las clases de la tarde intentando prestar atención a cuáles eran las salidas profesionales más probables de un ingeniero industrial (era una optativa, pero bajo mi punto de vista tendría que ser la asignatura más importante de todas ya que te informaba de que era lo más probable a lo que te dedicaras al acabar). Trabajar en una fábrica en el control de producción, ingeniería de proyectos, gestión de calidad, ingeniería técnica comercial, supervisión de grandes instalaciones, ingeniería y diseño de estructuras y maquinas etc. Las palabras del profesor aún resonaban en mi mente cuando pasé con la bici por delante de mi hasta hacía unos meses gimnasio de Artes Marciales… Fue entonces cuando decidí tomar algunas decisiones. En primer lugar: no volver a pisar la Universidad Politécnica ni ninguna de sus clases de Ingeniería Industrial. En segundo lugar: Volver a mi antiguo gimnasio. En tercer lugar: Decidir qué camino quería seguir durante los próximos años. Fue entonces cuando empecé a preguntarme cuales podrían ser los estudios que más se adaptaban a mí, en que escuela universitaria estaría más cómodo... La respuesta estaba clara.

Cuando yo estudiaba Ing. Industrial la media de años para obtener el título era de 8 años… más vale que estés seguro de que es allí donde quieres estar.

Después de entrenar y superar las pruebas físicas lo conseguí. Estaba matriculado en "Ciencias de la Actividad Física y el Deporte". Empezaba entonces una nueva etapa en mi vida. Tenía muchas ganas y entusiasmo por empezar. Quería conocer a mis nuevos compañeros y dar inicio a nueva etapa en mi vida.

Tras los primeros exámenes las notas fueron bastante mejores de lo esperado… pase de estar suspendiendo la mitad de las asignaturas en Ing. Ind. a sacar las mejores notas de mi curso (luchando codo con codo con mis amigos Samuel y Joan). Estudiaba algo que me gustaba mucho más de lo que me esperaba, aprendía, peleaba y crecía en el gimnasio cada día…, todo iba sobre ruedas…, pero había algo que todavía tenía que aclarar…, ¿quien quería ser en el futuro? ¿Qué quería "Ser de Mayor"? ¿Profesor de universidad? Sería interesante… Pero, ¿quería realmente convertir esa, en la mayor de mis pasiones? ¿Quería poner todas mis fuerzas en ser profesor? ¿Era eso lo que quería hacer? ¿Hasta ahí llegaba Alberto Barberá? ¿Qué hacer?...

Llegado el verano después del primer año de Universidad me dispuse a dar una respuesta a la pregunta:
¿Quién quería ser? ¿Qué quería hacer?… Tenía 20 años y ya era hora de decidir: que me gustaba y que me apasionaba.

Quería practicar y mostrar a todo el mundo los beneficios de las Artes Marciales, quería expresarme, quería que la gente se emocionase con mis historias y se inspirara con mis personajes… y lo más importante que todo: Ser feliz haciendo lo que me gustaba. Estaba decidido: iba a CREAR y protagonizar mis propias historias y aventuras, iba a inspirar y motivar a la gente no solo a practicar Artes Marciales, sino también a pelear por sus sueños, quería ser capaz de emocionar, enseñar, divertir y motivar a los demás. Iba a satisfacer esa necesidad de expresarme que tengo desde niño, iba a inspirar a la gente no solo a través de la pantalla, sino también con mi propia vida. Para ello tenía (y tengo) que cumplir mi objetivo. Demostrar que cualquier cosa que uno se proponga la puede conseguir si la persigue con verdadera pasión y entusiasmo. Tengo que convertirme en un referente para demostrar a todos que no importa cómo, ni donde, ni cuán grande sea la montaña que quieres subir, nunca es tarde para convertir tus sueños en objetivos y hacerlos realidad.

Ahora tocaba dejar el sendero e iniciar el camino hacia la cima.
… Para conseguirlo tenía (y tengo) no solo que cumplir mi objetivo,… mi éxito tiene que convertirme en un referente en el cine.

¿Qué me gusta?… Emocionar, enseñar, divertir, motivar e inspirar a todo el mundo… Fue entonces cuando decidí que quería inspirar no solo a jóvenes y niños, sino que también a todas las personas, sean de la edad que sean, y que quieran inocular una inyección de entusiasmo positivo para mejorar su calidad de vida.

Empecé creando y coordinando un Grupo de Artes Marciales. Hicimos varias exhibiciones y shows, pero la mejor de todas fue en el pabellón de los Deportes de Murcia.

Sorprendente para mí, después de unos meses la Universidad de Valencia me dio la oportunidad de ir a estudiar a EEUU… , cumplía uno de mis objetivos y no podía esperar a ir. Mis días en la Universidad de Rutgers fueron ¡geniales!

Cada día pasaba algo imprevisto, una experiencia más que añadir, gente nueva a la que conocer, nuevos problemas que afrontar, nuevas aventuras que vivir, nuevos amigos con los que hablar…

Mi tiempo allí fue un proceso de descubrimiento constante… Pese a todo esto, mentiría si dijera que no me sentí solo muchas veces y que los primeros días no fueron duros… pero por encima de todo quedan los amigos y las experiencias, y eso es algo que me hizo crecer tanto como persona como a nivel profesional.

Lo bueno, finalmente, superó a lo malo con ganas.
Al volver a España y después de haber recibido clases de Actuación y Cine al otro lado del charco, me dispuse a elaborar un plan que me acercara un poco más a mi objetivo, de ser un referente en el mundo de las Artes Marciales… iba a ser difícil ser actor de Artes Marciales, cuando no existían historias, ni proyectos que satisficiesen mis necesidades de expresión y crecimiento personal…

¿Cómo solucionar la falta de oportunidades?... Creándolas yo. Fue entonces cuando me decidí a crear mis propias historias, con mis propios personajes y seleccionando a mis propios actores. Después de haber tomado clases de Actuación, Expresión Corporal, Introducción al mundo del cine, Filmmaking… Había llegado la hora de probar todo lo aprendido y sobretodo de aprender sobre el terreno como llevar a cabo una producción audiovisual ambiciosa: empezaba la pre producción de Ucronía.

Partiendo desde cero y sin absolutamente ningún contacto empecé a buscar localizaciones, Equipo técnico, Actores, Cámara… El proceso fue duro, pero finalmente y después de reunirme con muchas personas con intereses muy diversos, logré reunir un grupo de gente joven y dispuesta a colaborar en un proyecto original e interesante. El trabajo fue duro, difícil e incluso en muchas ocasiones estresante… pero era lo que quería hacer, cada fallo era una lección aprendida, cada fracaso suponía una nueva y valiosa revelación… Después de muchas más discusiones y meses de los que nunca me hubiera pensado acabamos Ucronía.

Mi primera película fue muy diferente a lo que en principio había visualizado… No estaba a la altura de lo que yo me había imaginado al principio… No era la obra maestra que me había imaginado cada noche mientras escribía en mi habitación…

Pese a esto, yo no quería aceptar la idea de que algo en lo que había trabajado tan duro y con tanto entusiasmo no tuviera la calidad esperada… Era la primera vez que trabajaba tanto y tan duramente en algo que después no era tan bueno como debía… Demasiados fallos, demasiados errores… Tuvo que ser alguien cercano a mí quien me dijera: -Alberto, es ahora cuando tienes que hacer algo genial. Aprovecha todo eso que sabes y crea el mejor corto de Artes Marciales que se haya hecho nunca en España…

Fue un día de verano en agosto de 2011 cuando me vino la inspiración y empecé a escribir Red Freak Fighter.

Todo empezó como la historia sobre un chico enamorado de su amiga de la infancia y el malvado novio de esta. El guión y la historia dieron muchas y muchas vueltas…El proceso de pre producción fue más largo que el de Ucronía.

Esta vez necesitaba también a alguien que supiera más que yo de guiones, composición del plano y cine. Si quería hacer algo genial tenía que rodearme de profesionales geniales. Fue entonces cuando apareció Juanma Laguna.

Él me ayudó a que el corto pasara del plano "Amateur" al plano "Profesional". Sus conocimientos y experiencia me sirvieron de mucho. No solo colaboró de manera activa en la creación del corto, sino que también me enseñó de cine mucho más que cualquier otro profesional, me enseñó a ver mis propios errores y a ponerme en el lugar del espectador. Puedo decir que con él aprendí mucho más que con cualquier profesor o profesional audiovisual.

Después de muchos meses revisando el material, reescribiendo el guión, planificando las escenas, haciendo el Storyboard, seleccionando al equipo técnico y a los actores, buscando las localizaciones, creando la coreografía… llegó el momento. Un domingo 27 de Noviembre de 2011 empezó la producción de Red Freak Fighter…

No fue hasta casi 4 meses después que terminamos de grabar todo lo que necesitábamos. El proceso había sido arduo, había tenido que trabajar y sacrificar mucho, por el camino quedaban horas y horas de peleas, saltos, discusiones, risas, llantos, accidentes, ex novias y novios, persecuciones… pero finalmente todo valió la pena.

El material era excelente, el duro trabajo había dado sus frutos. Ahora había que seleccionar el material entre los 400 gigas de video en HD y dar forma a lo que iba a ser el mejor mediometraje de Artes Marciales que se haya hecho nunca en Valencia hasta la época. No fue hasta Abril de 2013 que las dos versiones de Red Freak Fighter estuvieron completas y preparadas para su estreno.

Tengo que decir que siempre me ha gustado mostrar aspectos desconocidos o curiosos de las artes Marciales, por ello he sido un "Youtuber serio" desde el año 2010/11 aprox.

Debido a la dedicación que requerían los cortometrajes y mediometrajes que he producido, dirigido y protagonizado, no he podido crear videos con tanta frecuencia como me hubiera gustado. Sin embargo, me gustaría destacar los dos últimos vídeos que he dirigido y protagonizado.

Vídeo de Motivación:

Vídeo de Fitness y Artes Marciales en Japonés:

El vídeo de motivación a través del ejercicio ha sido muy especial para mí. En el plasmo muchas de mis ideas y creencias acerca de la vida. Siento devoción por este tipo de vídeos y como no encontré ninguno en español, decidí hacerlo yo uno. Fue genial trabajar con el equipo y hacer este vídeo.

Tal y como ya sabéis, me encanta Japón y su cultura me parece muy interesante. Llevo un par de años estudiando japonés, y junto a mi amigo Kazuya fui capaz de crear este vídeo que siempre había querido hacer. "Fitness y Artes Marciales en Japonés".
Mis últimos años en la universidad fueron interesantes pero no tanto como al principio… Podría estar escribiendo acerca del tema durante mucho mucho tiempo.

Después de haber decidido que quería hacer y a que me quería dedicar tras el verano del primer año, fui perdiendo interés en mis clases de básquet, natación…

Tras volver de mi aventura Americana decidí dedicarme a dirigir y protagonizar mis propias producciones. El tiempo que dedicaba a mis estudios, al igual que el interés que tenía por la universidad iba menguando poco a poco… Sin embargo, y por suerte para mí, mis notas no ser redujeron tanto como mi interés y fui capaz de mantener el mismo nivel que en mis primeros años.

La verdad es que nunca fue difícil para mí el sacar notas buenas… de hecho creo que el secreto no consiste en estudiar como loco o en tener un talento oculto sino en… Bueno, ya me estoy enrollando demasiado… En cualquier caso, un buen día de enero de 2013 recibí una notificación de la universidad informándome que me había sido concedido el "Premio Extraordinario de Licenciatura" cosa que me emocionó bastante más de lo que me esperaba y supuso una motivación extra para mí.

Espero y deseo que el futuro siga trayéndome más alegrías y poder seguir creando material visual inspirador y pelis divertidas y emocionantes.

FUENTE BIOGRAFIA ALBERTO BARBERÁ Aqui

Salseo youtuber
No hay rumores de Alberto Barbera.
Inicia sesión o regístrate para poder realizar rumores.
Comentarios / Comentarios Facebook
Ultimos videos
Videos más vistos